Posteado por: Mari Carmen | 23 agosto 2010

Viento con teclado: el órgano

El órgano

Un órgano tubular es un instrumento musical de teclado. Los sonidos se generan haciendo pasar aire por tubos de diferentes longitudes. Se clasifica como instrumento de viento o aerófono en la categoría instrumentos de teclado y también dentro de la subcategoría aire insuflado, junto al acordeón y al armonio.

Consta de diferentes registros o sonidos. Se maneja mediante uno o más teclados para tocar con las manos, y otro consistente en unos pedales en la parte inferior. Los distintos registros se accionan mediante unas palancas o botones al alcance de la mano de quien toca el instrumento.

En el pasado, el aire se suministraba por medio de unos fuelles movidos a mano. Actualmente, también se suministra mediante ventiladores.

Partes y funcionamiento:

Te mostraré dos videos a cuál más interesantes en los que se explica el funcionamiento y producción del sonido de este impresionante instrumento: ¡ seguro que aprenderás muchas cosas !:

.

.

Las partes del instrumento son las siguientes:

La caja. Se trata de la fachada del instrumento. Es la parte del instrumento que vemos cuando entramos en una iglesia o en una sala de conciertos.

Detrás de la estructura de madera, normalmente trabajada y decorada que soporta los tubos alineados en elegantes perspectivas, se encuentran otras partes esenciales del instrumento:

La consola – El mecanismo – El secreto – Los tubos

La consola. Situada al pie de la caja; en ella se encuentran todos los mandos del mecanismo uniendo el organista a los tubos: teclados, pedalero, registros …

a) Los teclados pueden ser de 2 a 5 según la importancia del instrumento. Generalmente poseen 56 notas cada uno.

Cada uno tiene:   a)    su propio secreto      b)   cierto nú,ero de registros

b) El pedalero (generalmente de 32 notas) : se trata de un teclado que se toca con los pies y que proporciona las notas graves del órgano.

c) Los registros : situados a los lados o por encima de los teclados. Se extraen o se introducen por el organista. Los registros permiten la elección de timbres o de efectos sonoros.

El mecanismo. Compuesto por numerosos y complejos órganos, se trata de la unión entre el movimiento dado por el organista a las teclas de los teclados y del pedalero y el abrir y cerrar de las válvulas (situadas bajo los tubos, dentro del “secreto” que en posición abiertadejan pasar el aire y permiten “hablar” a los tubos).

A finales del S. XIX y principios del S. XX, la transmisión llamada “neumática” utilizaba el aire bajo la presión de los depósitos del órgano; el aire al circular por las canalizaciones de plomo abría las válvulas por depresión provocada por el simple movimiento de las teclas sin notorio esfuerzo por parte del organista.

El secreto. En primer lugar hay que decir que cada teclado (así como el pedalero) posee sus propios tubos. Estos tubos están situados sobre  un elemento esencial llamado secreto (un secreto para cada teclado) que a groso modo se parece a una caja grande de madera. Esta caja está provista de un conjunto de fuelles (antiguamente alimentado por unos sopladores, hombres que accionaban los fuelles, y ahora por un ventilador eléctrico).

los tubos están organizados en juegos en el secreto: llamamos juegos a una serie de tubos cuyo timbre y forma son similares, pero poseen longitudes diferentes (los tubos más largos corresponden a las notas más graves y al revés). Un teclado de 56 notas tendrá diferentes juegos de 56 tubos cada uno (estos juegos se dirigen desde la consola por los registros).

Los tubos. En la caja de órgano descubrimos un “bosque” tubular que, a simple vista, nos parece bastante complejo. Existen dos tipos de tubos:

  • Los tubos de boca de metal (estaño) o de madera (redondos si son de metal) y cuadrados si son de madera).
  • Tubos de lengüeta de metal, de formas diversas.

Los tubos de boca recuerdan a la flauta de pico y los tubos de lengüeta nos recuerdan al clarinete o a uno de sus antepasados: el caramillo.

La altura de los “juegos”. No hay que relacionar la altura de los juegos con la longitud de los tubos. Cuanto más corto es el tubo más agudo son los sonidos que emite y viceversa (pero esto concierne a la altura del sonido de los tubos y no a la de los juegos).

El arte del organista consiste, entre otras cosas en registrar o mezclar diversos juegos de diferentes alturas para dar consistencia a la polifonía de las obras interpretadas por él.

Lo juegos componen las estructuras o planos sonoros correspondientes a los teclados del órgano. Estos teclados reciben tradicionalmente los siguientes nombres:

Positivo: cajita colgada en el borde de la tribuna, dretrás del organista.

Recitado: secreto y juego encerrados en una “caja expresiva” que, interpretado por el organista, permite realizar efectos de dinámica sobretodo en la músicsa romántica.

Bombarda: brillantes sonoridades dadas principalmente por los juegos de las lengüetas.

Eco: “juego” de detale y solistas.

Organo grande: la caja grande del órgano.

Historia:

El órgano tubular tiene su origen en Grecia  y se adoptó por la Iglesia Católica Romana y otras iglesias como acompañamiento a los servicios religiosos en el siglo VII.

A lo largo de la historia, los órganos han sido

  • portátiles y fijos, según estén o no dispuestos de suyo para ser trasladados.
  • hidráulicos o neumáticos, según sea que el aire se genere por la tensión o presión de agua (fría o caliente), o bien por fuelles manuales o eléctricos (que es el sistema actualmente en uso).

La invención de los fuelles actualmente en uso parece remontarse al siglo IV en Oriente. Hasta el siglo XII se emplearon los dos sistemas y al llegar al siglo XIII se abandonaron completamente los hidráulicos. Se generalizó desde entonces en las iglesias este instrumento que fue adquiriendo lentamente su perfección hasta el siglo XVI. En el siglo XIV se simplificó el juego de los fuelles.

Durante la edad media el órgano aparecerá de forma paulatina en la iglesia. En el siglo XV se construyeron órganos de dimensiones más grandes y fijos, continuando los portátiles y pequeños para iglesias menores y se le añadieron pedales. En el siglo XVI se aumentó el tamaño de los órganos, se los encerró en una caja, tal como hoy los conocemos y se inventaron los teclados sobrepuestos. Podemos afirmar que el período que va del S. XIV al XVII se va elaborando el prototipo del órgano clásico del S. XVIII. En el barroco el órgano tuvo su apogeo y época dorada, tanto en intérpretes como en compositores y organeros. El órgano clásico conoció una gran expansión que junto a los diferentes estilos de Francia, Alemania, Paises Bajos, Italia y España servirá con gran resonancia a la literatura de los grandes maestros (Couperin, Marchand, Bach, Buxtehude, Frescobaldi, Cabezón, etc). En el siglo XIX se perfeccionó hasta el punto de alcanzar un solo órgano la extensión de diez octavas con cinco teclados. Apàrece una nueva concepción del órgano, utilizado como instrumento sinfónico y expresivo con la búsqueda de una sonoridad que nos recuerda al timbre orquestal. En las últimas décadas con la aplicación de la electricidad a los órganos, se ha conseguido simplificar los sistemas de palancas y dar mayor rapidez a todos los movimientos.

¿Quieres ver cómo se construye este gran instrumento?. Lo podrás ver en el siguiente video:

.

Grandes compositores de órgano: Algunos de ellos ya han sido mencionados, Antonio de Cabezón (1500-1566), Frescobaldi (1585-1641), Francisco Correa de Arauxo, Juan Cabanilles, Antonio Soler (1729-1783), Buxtehude  (1637-1707) y, sobre todo, Bach (1685-1750), donde su aportación fue la más destacable y capital del periodo barroco y de toda la historia, César Franck (1822-1890) …

No hay dos órganos iguales. Para demostrártelo

pincha en la imagen de la derecha podrás ver

¡¡ nada menos que 44 órganos todos diferentes !!

¿cuál es el que más te gusta?, es realmente difícil

de decidir.

Primer movimiento del Concierto en La menor de Vivaldi, uno de los muchos arreglos realizados por J. S. Bach. Fíjate en la gran cantidad de registros que posee este órgano:

.

.

Toccata y Fuga en Re menor de J. S. Bach

.

About these ads

Responses

  1. Hay una interprete nordica o Holandesa de la cual su nombre se me escapo quando vi un cortometraje en la cual ella interpretaba una pieza de P. Glass. Ella es una mujer joven (de media edad). Conoce usted su nombre?

    Gracias
    Jorge

    • Hola. En este momento no sé quien puede ser, pero intentaré averiguarlo. Si encuentro el nombre de esta intérprete con los datos que me da se lo enviaré encantada. Un saludo. M Carmen.


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 64 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: