Posteado por: Mari Carmen | 15 agosto 2010

La audición

Creo que es importante recordar la anatomía del oído para entender su funcionamiento. En primer lugar, vamos a recordar sus partes :

En el oído distinguimos tres partes: el oído externo, el medio y el interno. Todas ellas participan en la audición pero en el oído interno existe además el siste­ma destinado a informarnos sobre la po­sición de nuestro cuerpo, el sentido del equilibrio. Ambos sentidos presentan también unas vías nerviosas que conducen sus mensajes hacia el encéfalo, donde son analizados:

Oído externo: En primer lugar existen los pabellones auditivos u orejas, que sirven para localizar el origen de los sonidos. Aunque en muchos animales las orejas pueden orientarse, en el hombre están inmóviles, lo que se compensa moviendo la cabeza a un lado y a otro si queremos saber de dónde proviene un sonido.

A continuación existe un conducto corto, el auditivo externo, que lleva los sonidos hasta el tímpano. Éste es una membrana que vibra con ellos y que transmite su vibración a las estructuras del oído medio. En el conducto auditivo externo existen glándulas productoras de cera, que sirven para proteger el conducto del frío y para absorber la suciedad.

Oído medio: Ésta es una cavidad que se halla excavada dentro del hueso temporal, entre el tímpano y el oído interno. Sin embargo, no está cerrada por completo, sino que se comunica con la faringe por medio de la trompa de Eustaquio. La función principal de este conducto es igualar la presión del oído medio con la del exterior, evitando roturas del tímpano. También existen las ventanas oval y redonda, que comunican el oído medio con el interno.

Del tímpano parte la cadena de huesecillos que transmite las vibraciones hasta la ventana oval. Estos huesecillos son , el martillo, el yunque y el estribo, desde fuera hacia dentro, y son los huesos más pequeños del cuerpo humano.

Oído interno: Éste es otro espacio de forma irregular que se halla en el interior del hueso temporal. En él se encuentra el caracol o cóclea, un canal de unos 3,5 cm. de largo que se halla enrollado sobre sí mismo, dando dos vueltas y media en espiral. En su interior existe un líquido parecido al cefalorraquídeo y dos tabiques que lo dividen longitudinalmente en tres partes. El caracol es el órgano interno de la audición. En un extremo del caracol hay dos vesículas, el utrículo y el sáculo, que son las zonas del oído interno dedicadas al equilibrio. Además, en el utrículo se encuentran los tres conductos semicirculares, que son asas que se dirigen hacia las tres direcciones del espacio.

¿Cómo oímos?

Te lo explicaré con pocas palabras y a través de unos videos muy interesantes que he encontrado.

El proceso de la audición es el siguiente:

1. Un objeto produce una vibración

2. Las partículas del aire circundante se empujan formando ondas sonoras

3. El oído externo capta las vibraciones y las dirige hacia el tímpano

4. En el oído medio se amplifican las vibraciones y se transmiten hacia el oído interno

5. En el oído interno se estimulan las células ciliadas que transmiten impulsos eléctricos hasta el cerebro.

  • Te dejo una presentación flash interesante, para verlo pincha  AQUI

A continuación tienes dos videos en los que podrás ver todo el proceso de la audición:

Te dejo el enlace de otro interesante documental :  

Aquí tienes algunas pag web interesantes en las que podrás ampliar tu información:

Enlace 1

Enlace 2

Enlace 3

Para saber más. El oído humano no puede captar todos los sonidos. No podemos oír todas las alturas de sonido ni todas las intensidades. Respecto a la altura, sólo percibimos las frecuencias comprendidas entre 20 y 20.000 hercioz (Hz), es decir, entre 20 y 20.000 vibraciones por segundo. Estos límites constituyen los denominados “infrasonidos” y “ultrasonidos”. En cuanto a la intensidad, tampoco podemos percibir un sonido cuya amplitud sea menor a cierto valor mínimo. La intensidad mínima se denomina “umbral de audibilidad” y se corresponde con 10 decibelios (dB). La intensidad máxima soportable para el oído se sitúa en los 120 dB, y se denomina “umbral del dolor”.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: