Posteado por: Mari Carmen | 28 diciembre 2011

Escuela franco-flamenca y estilos nacionales

Música vocal

El punto central de la música en el renacimiento lo constituye la música vocal polifónica. La culminación se alcanza con Orlando di Lasso y Palestrina.

La guerra de los Cien Años provoca un decaimiento de la música en Francia e Italia, y las cortes no implicadas en esta guerra fundan capillas musicales, que atraen a músicos de toda Europa. Es estas cortes, la música ocupa un lugar muy importante, tanto en las fiestas profanas como en las conmemoraciones religiosas. Las cortes de Borgoña y Flandes reunirán a los músicos más importantes.

Escuelas y estilos:

a) Escuela franco-flamenca: estilo internacional

La polifonía vocal tendrá una extraordinaria evolución en las actuales Bélgica, Holanda y norte de Francia, siguiendo los avances adquiridos en el Ars Nova. Los músicos que trabajan en esta zona geográfica van a formar lo que llamamos escuela franco-flamenca. Desde allí se exporta su música a toda Europa, dado que sus músicos trabajaban en todas las cortes e iglesias europeas, su forma de componer se extenderá creando el llamado estilo internacional. Predomina la música religiosa.

La escuela franco-flamenca comienza en el siglo XV y mantiene su influencia hasta el XVI.  Aunque generalmente se escribe a cuatro voces, el número aumenta, llegando incluso a las treinta y seis en un motete de Ockenghem. Desarrollaron la técnica de la imitación y el contrapunto hasta tal grado que prepararon el camino a las obras de Bach, que cierra la época del contrapunto.

Las voces comenzaron a mezclarse, combinándose tres o cuatro melodías sobrepuestas, llamadas respectivamente superius, altus, tenor y bassus.

Entre una larga lista de compositores de esta escuela se pueden citar a Johannes Ockenghem (h. 1425-1497),  Guillermo Dufay (1400-1474), que cultiva el motete y la misa, sobre todo cuando trabaja en la capilla papal; Jacobus Obrecht (1450-1505) y más importante aún es su discípulo Josquín  Desprès (1440-1521), que trabaja en Roma, Milán, Ferrara y Florencia, es un maestro insuperable en transmitir, a través de la música, las ideas del texto; está considerado como una de las cumbres de la música renacentista gracias a sus motetes y misas.

Audición: Josquin Des Prez , Ave María
http://www.fileden.com/files/2012/1/15/3251069/05%20Josqu%C3%ADn%20Desprez.Ave%20Maria.mp3″

Audición : Dufay, Motete, Flos florum
http://www.fileden.com/files/2012/1/24/3254083/04%20Dufay.Motetes%20Flos%20florum.mp3″
 

b) Nacimiento de las escuelas nacionales

Aunque los compositores franco-neerlandeses estuvieron diseminados en toda Europa occidental a comienzos del S. XVI, cada país tenía su propia música distintiva, mejor conocida y probablemente más disfrutada en realidad por la mayor parte de las gentes, en comparación con el arte erudito de los franco-flamencos. Gradualmente, durante el curso del S. XVI, estos diversos idiomas nacionales adquirieron importancia y, finalmente, hicieron que el estilo de los Países Bajos se viera modificado por diferentes categorías. Este proceso resultó claramente marcado en Italia. El cambio de La hegemonía extranjera a la nativa en este país queda ilustrada por el puesto que ocupó en Venecia Adrian Willaert y sus discípulos. Hacia 1520 llegó a Italia este compositor flamenco, quien en 1527 fue nombrado director musical de San Marcos en Venecia, el cargo musical más prestigioso en Italia. Entre los muchos discípulos italianos de Willaert se hablaba de Andrea Gabrielli (ca. 1520-86)que ocuparía diversos puestos en San Marcos y cuyo sobrino Giovanni Gabrielli (ca. 1556-1613), llegó a ser el más celebrado compositor veneciano de su generación.. En menos de un siglo, Italia reemplazó a los Países Bajos como centro de la vida musical europea y su primacía entonces establecida duró doscientos años. En todos lo países europeos, la tendencia musical de los Países Bajos imperante a comienzos del S. XVI se vio sustituida por su dependencia de Italia, a comienzos del S. XVII, mientras tanto, sin embargo, en cada país se desarrollaba una escuela nacional propia.

Como compositores más destacados de estos estilos o escuelas nacionales citar a Claudio Monteverdi (1567-1643) en Italia y  Juan del Encina (1469-1529) en España.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: