Posteado por: Mari Carmen | 22 octubre 2012

La grabación y reproducción mecánica: el tocadiscos

La grabación y reproducción mecánica: el tocadiscos

En la segunda década del siglo XX se producen cambios espectaculares en los sistemas de grabación y reproducción del sonido. El uso de la electricidad para grabar y reproducir el sonido produjo numerosos cambios que desembocaron en los que llamamos tocadiscos y magnetofones.

Para ello hubo que inventar la cápsula fonocaptora, conseguir una aguja muy fina terminada en diamante y añadir a ese nuevo invento el giradiscos, el amplificador y finalmente los altavoces. El proceso fue este:

El tocadiscos. En el año 1914 Lee de Forest diseñó un primer amplificador eléctrico: pero faltaban otras piezas para completar todo un sistema eléctrico: el micrófono y el estilete electromagnético. En el año 1920 se grabó un disco por la compañía Columbia usando la electricidad; utilizaron micrófonos telefónicos, por lo que su sonido no era de muy buena calidad. Los descubrimientos más importantes para la electrificación del gramófono fueron llevados a cabo por Joseph P. Maxfield y Henry C. Harrison, dos investigadores de la Western Electric en su laboratorio de Nueva Cork: su sistema permitía grabar sonidos entre 100 y 4500 hertzios; se basaba en los siguientes elementos:

  • Un micrófono que recogía las ondas sonoras y las convertía en señales eléctricas.
  • Un amplificador que aumentaba la potencia de las débiles señales eléctricas del micrófono.
  • Un estilete que era accionado por los impulsos eléctricos que enviaba el amplificador.

Para la reproducción era necesario:

  • Un aparato que transformara las vibraciones recogidas por la aguja en impulsos eléctricos.
  • Un amplificador para aumentar su potencia.
  • Unos altavoces que convirtieran la señal eléctrica en sonido.

El sistema ideado por Western Electric fue adoptado por las principales compañías discográficas; las primeras fueron la Victor Talking Machina Company y la American Columbia. El sistema permitió una mejora considerable en la calidad del sonido: se podían registrar un mayor número de voces e instrumentos; se recogían mejor los registros extremos; se ampliaba la dinámica; el equipo para la grabación del disco matriz se separaba del lugar donde estaban los músicos, etc.

Pero hubo otras innovaciones a partir de la electrificación del gramófono. Aparecen por primera vez los sonidos “no naturales”, es decir, aquéllos que eran alterados para producir un nuevo efecto; la alteración de los sonidos se hacía para conseguir unos efectos que no eran posible mediante un registro natural. Una de las primeras grabaciones no naturales fue realizada por el directos Leopold Stokowski; dividió a la orquesta en varias secciones, cada una de las cuales se registraba con un micrófono diferente; en la postproducción se podía alterar la intensidad de cada sección.

Este sistema tuvo otras consecuencias muy importantes, y fue la aplicación del cinematógrafo. A partir de 1928 aparecieron las primeras películas habladas, que se realizaban grabando la voz en un disco; se requería, posteriormente, una sincronización del registro gramofónico con la película. El cine impulsó muchas técnicas de postproducción que hicieron avanzar la tecnología de la grabación como la edición del sonido, las mejoras de los micrófonos, los efectos (reverberación, filtrado, etc).


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: